custodia.org proterrasancta.org cmc-terrasanta.com terrasanta.net edizioniterrasanta.it pellegrinaggi.custodia.org
suscribirse al boletín informativo
2015
custodia.org

Bendición del nuevo órgano en el Santo Sepulcro

El jueves 12 de marzo, a pesar de lo temprano de la hora, muchas personas se dirigieron al Santo Sepulcro. Durante la misa cotidiana, el custodio de Tierra Santa bendijo el nuevo órgano de la capilla dedicada a santa María Magdalena. Si muchos eran los fieles presentes, todavía más eran los sacerdotes y seminaristas que fueron para asistir a esta ceremonia nada banal.
La misa empezó a los pies del nuevo instrumento, frente al altar de Santa María Magdalena, junto a la capilla de la Aparición.
El custodio pronunció unas palabras de introducción a la bendición recordando la importancia del órgano en la liturgia: «Estamos aquí para bendecir este nuevo órgano, que hará todavía más hermosas y solemnes nuestras celebraciones litúrgicas. El objetivo de la música en la liturgia es, antes que nada, el de dar gloria a Dios y conducirnos a la santidad».

Por su duración, no se pudo seguir el ceremonial de la bendición de un órgano, que suele tener normalmente la forma de un diálogo entre el sacerdote y el órgano. Hasta en ocho ocasiones el celebrante invita al órgano a «despertarse» -«Despierta, órgano, instrumento sagrado, entona la alabanza a Dios nuestro Padre y Creador»-, a las que responde el órgano con breves improvisaciones.
Sin embargo, en el Santo Sepulcro, la bendición ha adoptado la forma de una oración que recordaba la majestuosa grandeza de Dios y la necesidad para el hombre de «unir su voz al himno universal de oración».

Inmediatamente después de la bendición, el órgano se ha dejado sentir, según el movimiento de los dedos del P. Johannes Ebenaurer, organista vienés. Ha seguido después la misa votiva de la Resurrección con tal solemnidad que se podía palpar con la mano.
En su homilía, el custodio ha querido recordar la importancia del lugar por esta misa de la Resurrección. «Aquí es donde Cristo ha resucitado definitivamente. Ya no morirá más. La tumba vacía está aquí para recordárnoslo».

El día elegido para la bendición ha caído precisamente a mitad de Cuaresma, que ha servido de ocasión para que fray Pierbattista Pizzaballa subrayara el paralelismo posible con el centro de la cristiandad: «En el Santo Sepulcro, la alegría no cesa nunca. Incluso durante la Cuaresma, no podemos callar la realidad de la resurrección. En cierto sentido, el órgano está aquí presente también para cantar la gloria del Resucitado. La música ocupa por tanto un lugar destacado en la liturgia».

La misa se ha celebrado como siempre, en la latín, y las lecturas sin embargo se han hecho en alemán. El nuevo órgano, de hecho, ha sido realizao por la empresa austríaca Rieger. Una célebre familia de constructores de órganos que ha realizado numerosos instrumentos en Tierra Santa, tanto en Jerusalén –en el convento de San Salvador y en Getsemaní- como en Nazaret o Belén.

El proyecto no habría sido posible si la Comisaría de Tierra Santa de Austria no lo hubiera financiado completamente (como los anteriores), gracias a diversas iniciativas. Este es el motivo que explica ala presencia en la misa tanto del embajador austríaco como del señor Wendelin Eberle, actual responsable de la fábrica de órganos Rieger.

El nuevo instrumento acompañará prácticamente todas las misas de la mañana en la tumba y las procesiones cotididanas, como precisa fray Petrus, vicecónomo de la Custodia y organista. «La misión litúrgica del órgano se realiza así en plenitud. Por su cercanía a los lugares de las celebraciones latinas en el Santo Sepulcro, el instrumento ayudará verdaderamente a nuestras liturgias. La realización no ha sido sencilla, por la gran cantidad de polvo presente en el Santo Sepulcro, por eso las cañas del nuevo órgano están totalmente escondidas con paneles de madera».

Con sus 16 registros, el órgano de Santa María Magdalena servirá de refuerzo al gran órgano ya presente en el Santo Sepulcro, en la galería superior del edículo. De hecho, un ingenioso procedimiento permite al organista tocar los dos órganos con el mismo teclado.

La instalación del gran órgano, finalizada durante el verano de 2014, no ha sido fácil de realizar debido al Statu Quo. Pero todos los ingredientes ya están presentes para dar la máxima solemnidad a las liturgias. ¡Ad maiorem Dei gloriam!

Nicolas Kimmel

Visualiza el documental del Christian Media Center sobre la bendición del nuevo órgano:

http://cmc-terrasanta.com/it/video/archeologia-cultura-e-altre-religioni-8/un-nuovo-organo-per-il-santo-sepolcro-8172.html

» custodia.org
© 2011 Terra Sancta blog   |   privacy policy
custodia.org    proterrasancta.org    cmc-terrasanta.com    terrasanta.net    edizioniterrasanta.it    pellegrinaggi.custodia.org