custodia.org proterrasancta.org cmc-terrasanta.com terrasanta.net edizioniterrasanta.it pellegrinaggi.custodia.org
suscribirse al boletín informativo
2013
custodia.org

Clausura del Año de la Fe en Nazaret

En Tierra Santa, el Año de la Fe concluyó el domingo 17 de noviembre en Nazaret con una celebración eucarística festiva y ecuménica, presidida por Mons. Fuad Twal, patriarca latino de Jerusalén.
A primera hora de la mañana, los parroquianos de San Salvador, los frailes franciscanos junto a los seminaristas, religiosas, voluntarios y amigos de la Custodia de Tierra Santa, se reunieron para dirigirse juntos a Nazaret. Dos horas después, la asamblea llegó en autobús al monte del Precipicio, lugar en el que se preparó un anfiteatro natural con ocasión de la visita del papa Benedicto XVI en 2009. En este lugar, preparado para grandes eventos, las Iglesias católicas de Tierra Santa –latina, melquita, maronita, siríaca y armenia- invitaron a sus fieles a asistir a una jornada internacional de la fe.
El Año de la Fe fue promulgado por Benedicto XVI el 11 de octubre de 2012 en Roma para celebrar el quincuagésimo aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II. Con esta perspectiva, más de 6.500 personas de Tierra Santa y de otros países se han reunido en este soleado domingo otoñal. Trabajadores inmigrantes católicos indios o filipinos, pero también los refugiados eritreos han estado presentes, como atestigua Belula, vestida con una chama, toga tradicional de algodón blanco: «Hemos venidos para manifestar nuestra fe; en medio de nuestros hermanos, somos libres para rezar con seguridad. Quien cree no está nunca solo». Las sonrisas están presentes en los rostros de todos. Un quinceañero, explorador de San José de Nazaret, grita: «¡Viva Jesús!, ¡viva Nazaret y viva todos aquellos que están aquí!». La comunidad local se siente honrada y está orgullosa del trabajo realizado durante la preparación de este evento conclusivo. Una sonorización impecable, coral y cánticos espléndidos, procesión y liturgia resplandecientes; la asamblea se entusiasma ante la invitación de los seminaristas del Patriarcado latino que, antes de la celebración, exhortan a los fieles a batir las palmas y cantar en coro.

A las 11, Su Beatitud Mons. Fuad Twal hace su ingreso. La ceremonia en distintos idiomas comienza con algunas palabras del papa Francisco: «Las raíces de nuestra fe están ahí donde os encontráis en este día, en el lugar en el que María dijo “Sí”». El arzobispo maronita Musa al Hay, en sus palabras de bienvenida, hace alusión a este Sí: «La bella de la fe, la fe en la alegría es este “Sí”, que es la firma del cristiano». Y el patriarca, Mons. Fuad Twal, consagrará a este Sí gran parte de su homilía. Preguntándose qué es la fe, ha puesto de relieve que no es una simple idea sino una virtud y la decisión de recibir a Dios como símbolo de pertenencia. A ejemplo de María, de Abrahán y de Cristo, el patriarca ha pedido a los fieles que testimonien su fe con la caridad cotidiana y el amor. Les ha invitado después a examinar sus conciencias y trabajos, a través de la célebre parábola de los talentos (Mt 25,14-30). «¿A qué grupo pertenecemos? ¿Sois del grupo que multiplica los talentos o del que los entierra? […]. Jesús no debe sorprenderse por nuestra poca fe. ¿Vuestra fe reposa en vasos frágiles y vulnerables?». El patriarca ha puesto después el acento en la fe y la paz, y ha recordado cuánto han rezado los cristianos de Tierra Santa durante este Año de la Fe por sus hermanos de Siria, Egipto, Afganistán e Iraq. Y ha explicado: «Nuestra ascensión debe ser hacia el Señor y solo hacia Él. Solo el Señor traerá la paz a este país; la fuerza de nuestras oraciones vencerá la fuerza de la violencia. Señor, haz que sepamos reconocerte en la mirada de nuestro prójimo». Ha seguido diciendo: «Hoy, en este día de clausura del Año de la Fe, no es el fin de nuestra fe; al contrario, estamos llamados a fortalecerla, esperando la hora en la que el Señor podrá decirnos: “Eres la alegría de tu Padre”».
La fe vivida abre el corazón a la gracia de Dios y, hoy más que nunca, se ha recordado el deber de dar testimonio de una nueva vida, transformada por Dios y que abre el camino al encuentro. Y precisamente de encuentros se ha tratado después la ceremonia, porque esta jornada de la Fe ha propuesto a los distintos grupos visitas e intercambios en Galilea. Mientras que los parroquianos de San Salvador visitaban el santuario de Nazaret, los frailes de la Custodia han visitado a uno de sus hermanos, fray Jacques Karam, en el convento de Muyaidil, descubriendo un lugar poco conocido por el gran público y que, no siendo ni parroquia ni teniendo fines educativos, promueve el diálogo ecuménico ofreciendo un precioso espacio de encuentro. Fray Stèphane Milovitch, guardián de San Salvador, ha subrayado «la importancia para los frailes de conocer la variedad y los distintos tipos de apostolado de la Custodia».
La jornada ha terminado en Jaffa de Nazaret, ciudad de origen de los santos apóstoles Santiago y Juan. En 1641, los franciscanos fundaron la parroquia de San Juan, que hoy conservan solo la Casa de Santiago. En la pequeña capilla, construida en 1886 en lo alto de la ciudad, ha concluido la jornada con el rezo de la oración de vísperas.
Las celebraciones de Nazaret han anticipado en una semana los eventos de clausura del Año de la Fe que se celebrarán en el Vaticano el domingo 24 de noviembre. Los cristianos de Tierra Santa han respondido a la invitación del Santo Padre y le han manifestado su deseo de revestir este nuevo rostro de una Iglesia católica moderna, como auguró Juan XXIII.

Emilie Rey

» custodia.org
© 2011 Terra Sancta blog   |   privacy policy
custodia.org    proterrasancta.org    cmc-terrasanta.com    terrasanta.net    edizioniterrasanta.it    pellegrinaggi.custodia.org