custodia.org proterrasancta.org cmc-terrasanta.com terrasanta.net edizioniterrasanta.it pellegrinaggi.custodia.org
suscribirse al boletín informativo
2012
custodia.org

Roma en Jerusalén

Aelia Capitolina. Así fue rebautizada Jerusalén a principios del siglo II, cuando el emperado Adriano —sofocada la segunda revuelta judaica y destruido lo que quedaba del Templo después de la destrucción de Tito en el 70— ordenó la reconstrucción de la ciudad con un estilo romano.

Sus habitantes fueron principalmente los soldados de la X legión, apostada en Jerusalén durante unos 200 años y la ciudad adquirió los rasgos que todavía hoy podemos reconocer.

El descubrimiento de la herencia de Roma en Jerusalén fue el hilo conductor de la visita por la Ciudad Vieja promovida por la sección local de la Sociedad Dante Alighieri y confiada a Dan Bahat, uno de los mayores arqueólogos judíos, durante años director de las excavaciones en el área del Monte del Templo.

DAN BAHAT
Arqueólogo
“Después de la caída del Templo de Jerusalén, en el 70 después de Cristo, la ciudad se convierte en una ciudad pagana, romana. Yo enseño que hay pocos restos de esto, a excepció de la planta de la Jerusalén de hoy, con las calles… toda esta red de calles es todavía romana”

Con él, un camino entre estos restos escondidos, tal vez los menos conocidos por los peregrinos que en Jerusalén buscan —según su propio credo— las piedras de la memoria cristiana, judía o islámica.

“Bien, esta es la séptima estación del Vía Crucis y aquí hay una columna antigua que forma parte de las columnas occidentales del Cardo Romano. Y esta es una de las mejores conservadas”.

“Vemos aquí que con el lápiz he diseñado la puerta Adriana, quiero decir del siglo II, donde están las dos torres y la entrada, que era triple, una puerta estrecha, una puerta larga y otra estrecha. Son restos, todo permanece…”

En la estructura de la Ciudad Santa de hoy tiene mucho que ver la presencia romana y el periodo al que el arqueólogo se refiere como el de la “Jerusalén pagana”, construida sobre ruinas de la ciudad del Segundo Templo y preludio del periodo bizantino.

DAN BAHAT
Arqueólogo
“Recientemente muchas excavaciones han demostrado que queda mucho por estudiar… Yo trato de traer a la gente a los lugar que han sido descubiertos recientemente para demostrar que hay restos romanos serios, a pesar del hecho de que Constantino el Grande, cuando Jerusalén se convirtió en una ciudad cristiana, con la construcción de muchas iglesias y la llegada de muchos peregrinos la ciudad cambia su carácter pagano por el cristiano y la ciudad romana está algo escondida”.

El periodo romano, explica Dan Bahat, modificó la estructura de la ciudad. Una herencia que se suma a la legada por muchas otras, tal vez más conocidas, porque caracterizaron la historia de esta ciudad y que contribuyen a hacer lo que es hoy. Un periodo para el que, ante la escasez de otras fuentes, la arqueología tiene mucho que contar.

DAN BAHAT
Arqueólogo
“También después de la fundación de Jerusalén como ciudad pagana, las fuentes literarias que tenemos, las descripciones de esta época son escasas, y solo la arqueología puede descubrir lo que se necesita saber… recientemente ha habido excavaciones que han abierto nuevos horizontes de estudio de la Jerusalén romana, por ejemplo, el problema del cardo oriental, si había un decumano, dónde estaba el templo de Júpiter…”

VIDEO:

» custodia.org
© 2011 Terra Sancta blog   |   privacy policy
custodia.org    proterrasancta.org    cmc-terrasanta.com    terrasanta.net    edizioniterrasanta.it    pellegrinaggi.custodia.org